⚡ Envíos a todo Chile. En la ciudad de Santiago entre 24 a 72hrs ⚡

Top post

Las plantas de interior son una forma maravillosa…
Habiendo compartido lo más importante, revisemos cuales son…
Es una planta que se da muy bien…
Nativa de México y Panamá, la Monstera Deliciosa…
El Ficus Lyrata es fácilmente reconocible y amado…

06/04/2023

¡Ficus Lyrata! Lo más importante.

El Ficus Lyrata es fácilmente reconocible y amado por su distintivo follaje. Es una planta alta, escultural y dramática, que en su ambiente natural en la selva tropical de Camerún alcanza 30 metros de altura!
Nuestra maceta Petra junto a un ficus lyrata

En nuestras casas, crecerá según el tamaño de la maceta que dispongamos, y con sus grandes hojas- de vetas marcadas y de forma de violín- nos permitirá sentir que tenemos un verdadero árbol en interior.

Guía práctica: Lo básico (80%).

Sin duda sus grandes hojas nos facilitarán la limpieza. A diferencia de otros ficus, podemos mantenerlo libre de polvo con un un paño seco muy rápidamente. ¡¡Esto se agradece!!
Recordar que las plantas hacen fotosíntesis para crecer, y el polvo afecta la llegada de la luz.
Para evitar hongos que manchan las hojas regar espaciadamente, recién cuando veamos que la tierra está seca varios centímetros de profundidad. ¡Para su salud es clave! Con el dedo o un objeto pequeño remover un poco de tierra y verificar que se haya secado antes de volver a regar. Recordar que el riego debe ser generoso para que llegue a la parte baja de la maceta y debemos asegurarnos que nunca quede agua aposada en el plato. Con esto ya tenemos el 50% resuelto.
Sin duda prefiere un lugar luminoso. No soporta el sol fuerte de la tarde, pero sí el de mañana y el del fin de la tarde, cuando este pasa por unos minutos a través de la ventana. En condiciones de menor luminosidad, crecerá más lento y habrá que regarlo mucho menos. Rotar la maceta cada mes para que las hojas y el tronco no se inclinen hacia la ventana. ¡Tenemos el 80% resuelto!.

Guía práctica: Adicionales. (20%)

Es bastante resistente a las temperaturas que tenemos en interiores en la parte central de Chile. Ama el calor y le gusta la humedad. Soporta el frío dentro de la casa y no es necesario usar humificador o pulverizador. En resumen, entre más ideales las condiciones más rápido crecerá, pero por lo general siempre resistirá de buena manera -controlando el riego y con luz claro-.
Recomendamos siempre fertilizar con abonos naturales. Primero porque ayudamos al medio ambiente y es más seguro para tu planta. Segundo, porque los fertilizantes orgánicos son mucho más completos, pues contienen micronutrientes y microbiología que ayudarán a tu planta a mantenerse sana. En resumen: aplicar en los meses de crecimiento -octubre a marzo- una fina capa de humus de lombriz o Bokashi sobre el sustrato de tu macetero. No fertilizar en meses fríos.
Si bien los resiste, al Ficus Lyrata no le gustan los cambios bruscos de condiciones -pasar de un living luminoso a una pieza oscura por ejemplo-. Podemos experimentar algunas caídas de hojas pero debería aclimatarse.

Problemas

Al tener hojas grandes y firmes, resulta particularmente fácil retirar gran parte de los insectos con un paño húmedo. Manteniendo siempre un enfoque natural, recomendamos aplicar con un pulverizador jabón potásico y/o Aceite de Neem. Tenemos en nuestra tienda Asedio, un producto que incluye ambos.
En caso de observar hongos en las hojas, se recomienda aplicar un fungicida orgánico, en base a cobre o árbol de té.
Recordar siempre que mucho mejor que combatir los problemas es evitarlos. Una planta sana difícilmente tendrá muchos problemas. Siempre cuidar mucho el riego y realizar cambios a maceteros más grandes a tiempo. Nunca dejar agua en el plato. Si vives en un lugar muy seco, pulverizar sin calor puede ayudar contra plagas como la arañita. Y por último, un abono orgánico no sólo aportará los nutrientes básicos sino que toda la microbiología y micronutrientes que ayudarán a nuestras plantas a defenderse.
Sin duda sus grandes hojas nos facilitarán la limpieza. A diferencia de otros ficus, podemos mantenerlo libre de polvo con un un paño seco muy rápidamente. ¡¡Esto se agradece!!
Recordar que las plantas hacen fotosíntesis para crecer, y el polvo afecta la llegada de la luz.
Para evitar hongos que manchan las hojas regar espaciadamente, recién cuando veamos que la tierra está seca varios centímetros de profundidad. ¡Para su salud es clave! Con el dedo o un objeto pequeño remover un poco de tierra y verificar que se haya secado antes de volver a regar. Recordar que el riego debe ser generoso para que llegue a la parte baja de la maceta y debemos asegurarnos que nunca quede agua aposada en el plato. Con esto ya tenemos el 50% resuelto.
Sin duda prefiere un lugar luminoso. No soporta el sol fuerte de la tarde, pero sí el de mañana y el del fin de la tarde, cuando este pasa por unos minutos a través de la ventana. En condiciones de menor luminosidad, crecerá más lento y habrá que regarlo mucho menos. Rotar la maceta cada mes para que las hojas y el tronco no se inclinen hacia la ventana. ¡Tenemos el 80% resuelto!.
Es bastante resistente a las temperaturas que tenemos en interiores en la parte central de Chile. Ama el calor y le gusta la humedad. Soporta el frío dentro de la casa y no es necesario usar humificador o pulverizador. En resumen, entre más ideales las condiciones más rápido crecerá, pero por lo general siempre resistirá de buena manera -controlando el riego y con luz claro-.
Recomendamos siempre fertilizar con abonos naturales. Primero porque ayudamos al medio ambiente y es más seguro para tu planta. Segundo, porque los fertilizantes orgánicos son mucho más completos, pues contienen micronutrientes y microbiología que ayudarán a tu planta a mantenerse sana. En resumen: aplicar en los meses de crecimiento -octubre a marzo- una fina capa de humus de lombriz o Bokashi sobre el sustrato de tu macetero. No fertilizar en meses fríos.
Si bien los resiste, al Ficus Lyrata no le gustan los cambios bruscos de condiciones -pasar de un living luminoso a una pieza oscura por ejemplo-. Podemos experimentar algunas caídas de hojas pero debería aclimatarse.
Al tener hojas grandes y firmes, resulta particularmente fácil retirar gran parte de los insectos con un paño húmedo. Manteniendo siempre un enfoque natural, recomendamos aplicar con un pulverizador jabón potásico y/o Aceite de Neem. Tenemos en nuestra tienda Asedio, un producto que incluye ambos.
En caso de observar hongos en las hojas, se recomienda aplicar un fungicida orgánico, en base a cobre o árbol de té.
Recordar siempre que mucho mejor que combatir los problemas es evitarlos. Una planta sana difícilmente tendrá muchos problemas. Siempre cuidar mucho el riego y realizar cambios a maceteros más grandes a tiempo. Nunca dejar agua en el plato. Si vives en un lugar muy seco, pulverizar sin calor puede ayudar contra plagas como la arañita. Y por último, un abono orgánico no sólo aportará los nutrientes básicos sino que toda la microbiología y micronutrientes que ayudarán a nuestras plantas a defenderse.

Comparte este contenido

También te puede interesar

Plantas

El Ficus Lyrata es fácilmente reconocible y amado por su…